©2021  Galería Urbana Blanquis. Todos los derechos reservados.

Rodrigo de la Sierra

Rodrigo de la Sierra

De la Sierra siguió adelante con sus estudios para desarrollar una carrera como artista, o para ser más preciosos, como escultor. Al comienzo Rodrigo se dedicó a la escultura clásica, la que elaboró con suma exactitud poco después de dejar la academia. Luego, después de haber dibujado una serie de garabatos sobre un cuaderno de apuntes, nació la comedia trágica de su nuevo personaje “Timoteo”, al que cariñosamente apodó “Timo”.

 

De la Sierra se refiere a Timo como el “hombre de todos”, un tipo de álter ego. Al estudiarlo más a fondo, uno se percata de que al comienzo este personaje se muestra con un aspecto aparentemente cómico y ligero, sin embargo uno pronto se da cuenta de que detrás de esta careta inicial, se interpretan asuntos de suma importancia y seriedad.